ConfinArte #2

Aquí tenemos una nueva colaboración que nos llega a ConfinArte. ¡Que la disfrutéis!

 

Es tiempo de…

Es tiempo de soledad, miedo y pena,
Largo el camino, del desayuno a la cena,
Entre las horas, buscando que hacer,
Estando a solas, recordando el ayer.
Haciendo memoria de cuando salíamos,
Echando de menos cuando corríamos,
A pesar del estrés, las tareas, las prisas,
Añoro la compañía, los abrazos, las risas.
Recuerdo a la gente que en la calle vivía,
Que entre obligaciones y ocio apenas dormía,
A mayores llenando los parques de historia,
Dibujando con palabras la eterna memoria,
Les recuerdo paseando en este mundo loco,
Sonriendo a los niños, una vida sabe a poco.


Recuerdo a la gente que en la calle vivía,

Que entre obligaciones y ocio apenas dormía,
A niños disfrutando, coloreando el mundo,
Sus sonrisas lo consiguen, en un segundo,
Imaginando, creando, inventando la magia,
Que te alegra, cobija y de calma contagia.
Recuerdo a la gente que en la calle vivía,
Que entre obligaciones y ocio apenas dormía,
A las personas que dejamos de serlo,
Estamos pagando, no querer entenderlo,
Qué era importante y no supimos defender,
Qué era lo vital y no había que perder.
Ahora, aplaudimos, escondidos y con temor,
Aquello que perdimos y vendimos sin pudor,
La sanidad que día a día nos robaron,
La protección que por dinero destrozaron.
Es la hora de abrir los ojos dormidos,
Recuperar aquellos valores perdidos,
De sentirnos humanos que van de la mano,
Mirar las ventanas buscando un hermano.
No es tiempo de desprecio y rechazo,
Es momento de aprecio y largo abrazo,
Entender diferencias, pues no somos iguales,
Que habrá un motivo para exponerte si sales,
No somos locos que increpan e insultan,
A quien atacas, tus gritos asustan.
Es la hora de pensar el futuro,
No será fácil, más bien pinta duro,
Mucha gente quedará en el camino,
En su memoria crearemos el destino,
No es tiempo del yo ni viejos egoísmos,
No saldremos de esta, siendo los mismos,
Acechan el hambre y la pobreza,
Sufrirán las familias, dura certeza.
Recordando el ayer, estando a solas,
Buscando que hacer, entre las horas
Largo el camino del desayuno a la cena,
Es tiempo de soledad, miedo y pena.

 

Charlygeta
ConfinArte #2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba